domingo, 27 de julio de 2014

No intentes curar el mal por medio del mal...

¿Se esconde en algunos de nosotros una bomba de tiempo a la espera de ser activada? Eso parece decir la genética. El llamado ‘Gen del Guerrero’ haría que algunas personas tuvieran una predisposición programada a comportamientos violentos.

Según esta teoría, el gen se ubica en el cromosoma X y es el encargado de producir la enzima MAO-A (monoamino oxidasa), que sirve para degradar neurotransmisores como la serotonina, la epinefrina (adrenalina) y la dopamina. Si su nivel es bajo (MAOA-L), el cerebro queda saturado de neuroquímicos de una manera que induce a la agresión o impulsividad.

El primer estudio al respecto lo realizó el genetista Hans Brunner, en 1993, cuando las mujeres de una familia holandesa buscaron una explicación científica de porqué 14 de sus parientes masculinos habían cometido distintos tipos de crímenes. Resultó que todos ellos tenían la MAOA-L.

Pero no es el único gen asociado a la ‘maldad’. Distintos estudios realizados sobre todo en la década de 1960 han demostrado que las personas que están en prisión tienen una mayor tendencia a tener el cromosoma XYY − también llamado síndrome del superhombre−.

La teoría sostiene que un varón con esta anomalía en los cromosomas sexuales posee seis veces más posibilidad de acabar preso que otro que no lo tiene. Incluso esto podría trasladarse a los rasgos faciales, tal y como los sostuvo Cesare Lombroso, el padre de la antropología forense, creía que se podía detectar en el rostro a un potencial criminal.

Cesare Lombroso
El padre de la antropología criminal realizó más de cuatrocientas autopsias y seis mil análisis de bandidos vivos para construir su teoría del ‘delincuente nato’: un tipo de hombre especial que presenta características físicas similares a las de simios y otros primates. Una especie de ser involucionado –lo estudió bastante a Darwin− que se comporta como un ‘salvaje moderno’ y que eventualmente actuará contrario a las reglas y expectativas de la sociedad civilizada.

¿Qué rasgos debía tener una persona para ser considerada por Lombroso como un peligro latente?

1. Asimetría en el rostro.
2. Una frente hundida.
3. Prognatismo (cuando la dentadura sobresale del plano vertical de la cara).
4. Orejas de inusual tamaño.
5. Excesivo largo de brazos.
6. Asimetría en el cráneo.
7. Menor capacidad craneana.
8. Mayor diámetro bicigomático (anchura máxima de la cara).
9. Gran capacidad orbitaria.
10. Abultamiento del occipucio (parte posterior de la cabeza).

El teórico estimó que estos factores de origen genético se encontraban en un delicado equilibrio con elementos externos que influían en la conducta del individuo, como el clima, la orografía, el grado de civilización, la densidad de población, la alimentación, el alcoholismo, la instrucción, la posición económica y hasta la religión.

The English Convict(Charles Goring)
Sin embargo, que el delincuente sea un hombre esclavo de su herencia y por ende carente de discernimiento, intención y libertad, no importó a Lombroso a la hora de considerar su pena. En el libro Le più recenti scoperte ed applicazioni della psichiatria ed antropologia criminale sostuvo que:

“en realidad, para los criminales natos adultos no hay muchos remedios: es necesario o bien secuestrarlos para siempre, en los casos de los incorregibles, o suprimirlos, cuando su incorregibilidad los torna demasiado peligrosos”.

Como era de esperar, sus posturas recibieron muchas críticas, sobre todo por la precariedad de su método científico. Si bien realizó numerosas mediciones y detalladas estadísticas, su ejercicio se basaba frecuentemente en la observación empírica y no solía contrastar pruebas. Por ejemplo, en el libro El delito: Sus causas y remedios relacionó la temperatura media anual de las provincias de Italia con el número de homicidios en cada una de ellas y concluyó que el calor favorece este tipo de delitos.

Uno de sus detractores más acérrimos fue Charles Goring, que en el texto The English Convict (1913) se encargó de elaborar comparaciones estadísticas entre criminales y no criminales encontrando insignificantes diferencias.

Esto no termina aquí. Investigadores de la Universidad Hebrea de Jerusalén publicaron en la revista Genes, Brain and Behaviour que descubrieron que tener el gen AVPR1 más corto genera una tendencia a ser más egoístas. Este gen es el responsable de generar una hormona llamada vasopresina, que se asocia a la creación de vínculos sociales y afectivos, y al altruismo. Su carencia estaría asociada a sentir menos placer ante una buena acción, como es repartir la riqueza con quien no la tiene. De allí que el director de la investigación, Richard Ebstein, sostenga que dictadores como Adolf Hitler, Benito Mussolini o Mobutu Sese Seko habrían tenido su gen AVRP1 más corto.

Sin embargo, esta concepción plantea un dilema moral. Ya que si partimos de que el crimen es una conducta innata marcada en nuestro ADN, esa persona no es condenable en el sentido tradicional del término. Hizo lo que estaba destinada a hacer según su programación genética.

Lo que no hay que perder de vista es que se puede dar una cierta tendencia, pero tiene que haber otros factores para que esa persona pueda llegar a ser un criminal. Si el entorno social y familiar no ayuda, la maquinaria del ‘gen de la maldad’ puede ponerse en marcha. O de lo contrario...¿No?


Cita:
No intentes curar el mal por medio del mal

Fuentes:
http://id.tudiscovery.com/existe-el-gen-de-la-maldad/
http://www.newscientist.com/article/mg20627557.300-dangerous-dna-the-truth-about-the-warrior-gene.html
http://www.gorgas.gob.pa/museoafc/loscriminales/criminologia/cromosoma.html
http://hmg.oxfordjournals.org/content/8/12/2205.full
http://www.museounito.it/lombroso/default.html
http://criminologiaken.blogspot.com.ar/2011/04/clasificacion-de-los-delincuentes-segun.html
http://ctinobar.webs.ull.es/1docencia/Cambio%20Social/LOMBROTIPOS.pdf
http://es.scribd.com/doc/33006646/Lombroso-Cesare-Le-piu-recenti-scoperte-ed-applicazioni-della-psichiatria-1893
https://archive.org/stream/englishconvictst00goriuoft#page/n3/mode/2up
http://www.crimelibrary.com/criminal_mind/psychology/crime_motivation/4.html
http://www.elmundo.es/elmundo/2008/04/07/ciencia/1207589445.html
http://www.nature.com/news/2008/080404/full/news.2008.738.html

martes, 22 de julio de 2014

La imagen es una cosa y el ser humano otra... "Alia Nomine Cognitu"

El vocablo alias proviene del latín y equivale al término español «otro». Está relacionado con la frase latina alia nomine cognitu, que significa 'conocido por otro nombre como'. Una acepción de la palabra se refiere específicamente a un nombre falso, empleado para encubrir la personalidad de una persona. Un alias, por otro lado, puede acompañar o reemplazar el nombre de una persona por fines estéticos, afectivos, o de otro tipo (también se le denomina seudónimo o pseudónimo).

Un anagrama es una palabra o frase que resulta de la transposición de letras de otra palabra o frase. Es un procedimiento que se emplea con frecuencia en acertijos, juegos de palabras y formación de seudónimos. A lo largo de la historia, tanto escritores como periodistas y otros artistas han usado seudónimos para ocultar su verdadera identidad...

Elvis es un anagrama de “vive”, y algunas personas sostienen que El Rey todavía está vivo y bien, y que ha sido reconocido en varias partes del mundo. Justo después de su muerte, el 16 de agosto de 1977, un hombre llamado “John Burrows” que tenía un increíble parecido con Elvis, fue visto comprando pasajes aéreos a Buenos Aires. Elvis había usado a menudo este pseudónimo cuando viajaba, incluyendo un viaje al FBI en Washington DC, cuando había ofrecido informar acerca del comportamiento ilegal de otras celebridades.

Entonces, ¿pudo la muerte de Elvis haber sido falsificada, como parte de uno de los planes de protección de testigos más elaborado de todos los tiempos?

Aunque Elvis Presley no era personalmente el tema de una investigación del FBI, este mantiene registros archivados bajo su nombre que comprende más de 600 páginas.

Registros de documentos desclasificados:
File #1File #2File #3File #4File #5File #6File #7File #8File #9File #10File #11File #12 ] .

Estos registros consisten en copias de cartas de miembros del público comentando sus actuaciones, recortes de periódicos y documentos informando que el Sr. Presley fue el blanco de intentos de extorsión.

Elvis Presley, el desaparecido ídolo de la música rock norteamericana, se ofreció voluntariamente en 1970 para actuar como confidente de la policía federal (FBI), y acusó a otros populares artistas de corromper a la juventud según un documento secreto del FBI hecho público ayer.El documento, que fue obtenido por el diario The Washington Post mediante la ley de libertad de información, es un comunicado interno de un jefe de la policía federal dirigido al entonces director adjunto del FBI, Thomas Bishop, en el que se recoge una conversación con el popular cantante. En el memorándum confidencial se cita a Elvis Presley diciendo que el conjunto británico los Beatles y su «apariencia sucia y desgreñada, así como su música sugerente» tienen la culpa de muchos de los problemas que Norteamérica estaba teniendo con su juventud.
Presley y morris,y seis individuos que proporcionan seguridad para Presley visitaron la sede del FBI y se les concedió un tour muy especial en nuestras instalaciones de acuerdo con los planes aprobados por el Director.

Presley dijo también que la actriz Jane Fonda, los hermanos Smothers y otros artistas, tendrían que responder en el futuro por el modo en que habían envenenado la mente de los jóvenes y por el desprestigio que habían ocasionado a Estados Unidos con sus declaraciones públicas y sus «actividades deshonrosas». La actriz Jane Fonda era especialmente activa en aquel año en su oposición a la guerra de Vietnam.

Nixon y Presley se reúnen en realidad el 21 de diciembre 1970 como se muestra en estas fotos. Sin embargo, la reunión se mantuvo en secreto hasta el 27 de enero 1972, cuando el Washington Post publicó la historia
En vísperas de ser recibido por el presidente Nixon en la Casa Blanca, en diciembre de 1970, para recibir un galardón por su campaña contra las drogas, Elvis Presley visitó la sede central del FBI en Washington y allí mantuvo la conversación recogida en el documento secreto, además de expresar su deseo de entrevistarse con el director de la policía federal el ultraconservador Edgard Hoover.

La entrevista no fue concedida, entre otras cosas porque el memorándum confidencial indica que la indumentaria extravagante y los largos cabellos de Presley no le hacían precisamente «el tipo de persona con la que Hoover desearía encontrarse. Pese a ello, el ídolo del rock se refirió al director del FBI como el «más grande de los norteamericanos vivos», y dijo que nadie había hecho tanto por Estados Unidos como Edgar Hoover.

El entusiasmo de Presley por el FBI y su director le llevó, según el documento secreto, a ofrecerse como informante confidencial dado que, explicó el cantante, de vez en cuando mantenía contactos con personas de dentro y fuera del mundo del espectáculo cuyas actividades no favorecían los intereses de Estados Unidos.

La oferta fue declinada, aunque más tarde Edgar Hoover envió una carta a Presley agradeciéndole sus elogios. Los archivos consultados por el Post no indican que hubiera posteriores contactos entre la policía federal y el cantante, si bien éste recibió un seudónimo de confidente el de coronel Jonh Burrows, y está registrado con una dirección en Menphis y un número de teléfono para ser contactado. Hoover murió en 1972 y Presley el verano pasado.

El documento del FBI indica que, a pesar de su aspecto personal extravagante, Presley parece serio y sincero, así como preocupado por los problemas de la juventud. Más adelante el memorándum cita a Elvis Presley diciendo que sus cabellos largos y sus vestidos extraños eran «meros instrumentos» de su profesión que, sin embargo, le permitirían contactar con éxito con muchas personas, especialmente en los medios universitarios que se consideran a sí mismas como contrarias al establishment)

(Fuente: Juan González Yuste Washington 15 JUL 1978-EL PAIS. Archivo de Hemeroteca)

Los historia de los hechos

Elvis Presley, uno de nuestros grandes iconos de la cultura pop, fue encontrado inconsciente en el piso del baño en su casa, Graceland, en Memphis el 16 de agosto de 1977. Fue declarado oficialmente muerto a las 3:30 pm en el Baptist Memorial Hospital.

Los espectadores fuera de Baptist Memorial Hospital el 16 de agosto 1977
El forense registró la causa de la muerte como arritmia cardiaca, una condición que puede ser determinada solamente en alguien que todavía está vivo. Esto hizó que apareciaeran las reclamaciones sobre un encubrimiento. Lo que no fue registrado era la adicción de Elvis a la codeína, al Valium, la morfina y el Demerol, sólo por nombrar unos pocos. Mientras que el médico principal de Presley, el Dr. George Nichopoulos, fue exonerado de responsabilidad penal por la muerte del cantante, los hechos fueron sorprendentes. La Junta Médica de Tennessee, que investigó el caso, encontró que Nichopoulos había prescrito Presley más de 10.000 dosis de narcóticos, anfetaminas y sedantes, y eso fue sólo en los primeros 8 meses de 1977. La junta médica suspendió a  Nichopoulos durante 3 meses, y en 1995, su licencia fue revocada permanentemente.

En 1994, el médico forense Dr. Joseph Davis volvió a abrir la autopsia Presley y declaró "No hay nada en cualquiera de los datos que sea compatible con una muerte por drogas. De hecho, todo apunta a un ataque cardíaco súbito y violento. Sin duda, todo ese consumo contribuyo a la muerte prematura de Elvis, aunque no fue la causa final. El historiador forense y patólogo Michael Baden considera la situación como algo más compleja: "Elvis ha tenido un corazón agrandado durante mucho tiempo. Eso, junto con su adicción a las drogas, causó su muerte. Pero era difícil de diagnosticar; ya que era una cuestión de "criterio"

Nichopoulos, quien actuó como médico personal de Elvis durante los últimos 12 años de su vida, afirma que el estreñimiento crónico mató a Elvis en su libro El Rey y el Dr. Nick.

Los hechos de la historia

Elvis y Ginger Alden
Ginger Alden, la última pareja de Elvis Presley, sospechó que algo iba mal cuando este estaba tardando demasiado en salir del cuarto de baño. Cuando la muchacha abrió la puerta, se encontró con el cantante tirado en el suelo con el rostro apoyado sobre un charco de vómito. Una ambulancia voló desde Graceland hasta el hospital Baptist Memorial pero poco más se podía hacer ya. El 16 de agosto de 1977, el Rey del Rock murió. Todo el país quedó conmocionado con la noticia.

La historia de Elvis es la historia del sueño americano. El chico de origen humilde que cambió el asiento de un camión por el trono del rock. Elvis Presley es parte de la historia de los Estados Unidos de la segunda mitad del siglo XX y así lo expresó el presidente Jimmy Carter al conocer la triste noticia: “La muerte de Elvis Presley priva a nuestro país de una parte de sí mismo. Era único e irremplazable. Hace más de 20 años apareció en la escena con un impacto sin precedentes y que probablemente nunca será igualado. Su música y su personalidad, que fusionaban los estilos del country blanco y el rhythm and blues negro, cambiaron permanentemente la cara de la cultura popular norteamericana. Tenía un intenso número de seguidores, y en todo el mundo era un símbolo de vitalidad, rebeldía y buen humor de este país”. (Presidente Jimmy Carter, su declaración oficial a partir de la muerte de Elvis en 1977)

Elvis, What Happened?Steve Dunleavy
A sus 42 años, Elvis estaba muy lejos de lo que había sido. Su personaje le había devorado y se había convertido en una criatura hinchada y dependiente de la infinita lista de medicamentos con receta que el Doctor George Nichopoulos, el Doctor Nick, como solía llamarle, le suministraba. “Elvis: What happened?”, el libro en el que sus anteriores guardaespaldas, Red y Sonny West, aireaban los trapos sucios del cantante al hablar de su feroz adicción hizo mella en Presley. A pesar de que Elvis intentó evitar que se publicara ofreciendo dinero a la editorial, el Rey comprobó que no era omnipotente. Aunque la causa de su muerte fue una arritmia cardiaca, no era difícil suponer que su consumo habitual de drogas había tenido algo que ver.

Portada del “National Enquirer”.
Pero más allá de la causa de su muerte, no tardarían en surgir un grupo de fans fieles dispuestos a negar la muerte de su Rey. Que Elvis Presley esté vivo sigue siendo una de las leyendas urbanas más populares del rock. Los indicios para justificar que no murió se remontan hasta el momento de su funeral. Algunas de las personas que acudieron a darle el último adiós comprobaron que había algo raro en el cuerpo y en el ataúd. Las cejas estaban arqueadas de manera extraña, las manos estaban tan lisas que parecían artificiales, el ataúd estaba demasiado frío… Por ello, dedujeron que lo que se encontraba dentro de ese ataúd era un muñeco de cera que debía de mantener un sistema de aire acondicionado. Vernon Presley, su padre, no permitió que se sacaran fotografías del cadáver y la única imagen fue tomada por uno de los primos de Elvis, Billy Mann, quien recibió 18.000 dólares por ella. Esta instantánea apareció en la portada del “National Enquirer”.

El certificado de defunción también despertó sospechas. Antes de fallecer, su cuerpo pesaba 250 libras, unos 113 kilos; sin embargo, su peso en el certificado es de 170 libras, 77 kilos. Para darle más misterio, dicho certificado desapareció y solo se conserva una copia del original.

Por otro lado, hay otras teorías en las que el propio Presley pudo dejar varias pistas. Dos horas después de que su muerte fuera anunciada, un hombre pagó en efectivo un billete de avión en el aeropuerto de Memphis para viajar hasta Buenos Aires. John Burrows era el nombre de aquel misterioso hombre cuyo destino era Argentina y John Burrows era, al mismo tiempo, el alias que empleaba Elvis Presley para registrarse en los hoteles y dedicarse a otros menesteres sin que fuera descubierto. Pero el Rey tenía otro apodo: Lancelot. Un día después de su muerte, una de sus exnovias recibió una rosa con la firma de Lancelot, que era el nombre que el cantante utilizaba con ella durante su relación y que solo ellos dos conocían. Además, hasta la fecha, nadie ha cobrado su seguro de vida. En Estados Unidos no es ilegal fingir tu propia muerte; sin embargo, lo que no es legal es fingirla para cobrar el seguro. Otra cosa que da que pensar es que, antes de morir, Elvis se encontraba en vísperas de comenzar una nueva gira. Aunque decía estar ilusionado con esta vuelta a los escenarios, no dedicó ningún momento para prepararla. Ni listado de canciones ni ensayos ni músicos contratados.

Los avistamientos del Rey siempre han estado a la orden del día. Tras su muerte, distintos testigos han asegurado encontrarse con él en los más variados lugares del planeta: desde Estados Unidos, en una gasolinera de Montana, leyendo poesía en la Universidad Estatal de Pensilvania, haciendo autostop en una autopista de Texas; hasta Europa, en un supermercado de Cambridge, en una pizzería de Southampton, en una oficina de Oslo; incluso en Oceanía, Elvis ha podido darse un paseo al volante de un camión. Aparte de los avistamientos, existen numerosas fotografías en las que aparece un supuesto Elvis. Las más famosas son una que un fan tomó de Graceland, donde se ve a Elvis detrás de la ventana, y otra de septiembre 1984 en la que Muhammad Ali aparece en primer plano con Elvis Presley detrás de él. Incluso circula una foto de un Elvis anciano con su nieto. Para quienes quieran documentos audiovisuales, pueden encontrar a un Elvis barbudo como figurante de “Solo en casa” (Chris Columbus) en la escena del aeropuerto donde la madre de Macaulay Culkin, interpretada por Catherine O’Hara, se encuentra con John Candy. Según esto, Elvis no solo vive, también está en todas partes.

Otra de las pistas en las que más insisten los defensores de la teoría de la falsa muerte del Rey se encuentra en su tumba en Graceland. En ella, su nombre aparece escrito como “Elvis Aaron Presley”; en cambio, en su partida de nacimiento, su segundo nombre figura como “Aron” en lugar de “Aaron”. Esta vocal que marca la diferencia sirve para interpretar que Elvis no está enterrado ahí, ya que su nombre no está escrito correctamente. El origen de este polémico segundo nombre proviene de uno de los amigos del padre de Elvis llamado Aaron Kennedy. Por otro lado, el nombre del hermano gemelo de Elvis, que falleció al nacer, era Jesse Garon. Los progenitores eligieron esos segundos nombres para crear una rima a propósito. Años después, Elvis tenía intención de cambiar “Aron” por el más tradicional y bíblico “Aaron” y, por esa razón, su padre decidió que en la lápida figurara el nombre con las dos letras. No obstante, existe otra hipótesis relacionada con su tumba que para demostrar que el cantante no está bajo esa tierra. Elvis siempre estuvo muy ligado a su madre, Gladys, quien falleció en 1958 mientras él estaba realizando el servicio militar, y quería estar enterrado junto a ella. Sin embargo, la tumba del cantante se encuentra entre su padre y su abuela. Que no se respetara este deseo ha dado a más de uno algo que pensar.

¿Qué pudo llevar a Elvis Presley a fingir su propia muerte? Sus últimos años fueron duros. Abandonado por su esposa Priscilla con su instructor de kárate y traicionado por sus guardaespaldas. La imagen del último Elvis es la del Elvis gordo y enfermo. Este Elvis acabado no le hacía ningún bien en comparación con el monstruo escénico que solía ser. Con una falsa muerte prematura, Elvis Presley se convertiría en un mito y podría comenzar otra vida con una nueva identidad. Por otro lado, se especuló con que perdió diez millones de dólares en un negocio inmobiliario con una organización relacionada con la mafia llamada “La Fraternidad”. Elvis pudo haber ayudado al Gobierno a desmantelar este grupo a cambio de una nueva identidad proporcionada por el programa de protección de testigos. Además, el 15 de agosto se vio a Elvis vestido con un traje de la DEA, la Administración de Cumplimiento de Leyes sobre Drogas. Al día siguiente, dos horas después de su fallecimiento, un helicóptero de la DEA aterrizó en Graceland y rápidamente volvió a despegar. ¿Había subido Elvis a ese helicóptero y abandonado el edificio? Detrás de esta teoría, hay una historia real. El 21 de diciembre de 1970, gracias a su insistencia, Elvis pudo reunirse con el entonces presidente Richard Nixon. El cantante le regaló un revólver Colt 45 y el presidente le otorgó la medalla de la DEA que Presley ansiaba tanto. El siempre contradictorio Rey del Rock se ofreció, como buen patriota, a poner todo su esfuerzo en la lucha contra la droga por el bien de los jóvenes estadounidenses y expuso a Nixon su oposición al Comunismo y su rechazo a los Beatles por considerarlos “antiamericanos”. ¿Gracias a este trato de favor con el Gobierno pudo Elvis conseguir una nueva identidad a pesar de los cambios de la presidencia en la Casa Blanca?

Por último, existen otras teorías conspiratorias relacionadas con la suplantación de identidad de Elvis. Después de la muerte, apareció en escena un cantante llamado Jimmy Ellis “Orion” cuyo registro vocal era parecido a Presley. Que su primer álbum se titulara “Reborn” (“renacido”) y que Orion actuara con su rostro oculto tras una máscara hizo que el público se preguntara si detrás de aquel disfraz estaba escondido el auténtico Rey del Rock. Por supuesto que no. Orion falleció en 1998. Más extraño es pensar que la familia de un fan apellidado Scott y enfermo de cáncer terminal recibiera una gran suma de dinero a cambio de una suplantación de personalidad. Este tal Scott pudo asumir la identidad de Elvis hasta que el cáncer le devoró, mientras Presley continuaba su vida de forma anónima. ¡Pero todavía hay más! Aún más extraño es pensar que el hermano gemelo muerto, Jesse Garon, no murió y fue quien ocupó la identidad de Elvis después de que este hiciera el servicio militar. No obstante, hay quien fecha la muerte de Elvis el día 14 de mayo de 1993 por un coma diabético. Como sucede con el caso de Jim Morrison, la muerte de Elvis Presley está plagada de conspiraciones y teorías para todos los gustos....

        “La verdad es como el sol, puedes ocultarla por un tiempo, pero no va a desaparecer”
          ―Elvis Presley


Cita
La sociedad es en todos los sitios una conspiración contra la personalidad de cada uno de sus miembros.

Fuentes:
http://www.efeeme.com/la-cara-oculta-del-rock-el-rey-no-ha-muerto-viva-elvis-presley/
http://www.theblackvault.com/m/articles/view/Celebrities#.U86LKLHNn2j
http://elpais.com/diario/1978/07/15/sociedad/269301612_850215.html
http://elvis-presley-death.beep.com/
http://www.elvispresleynews.com/ElvisDeathCertificate.html
http://www.elviscollector.info/Pages/CollectingElvisNews.aspx
http://en.wikipedia.org/wiki/FBI_files_on_Elvis_Presley
http://www.memphisflyer.com/memphis/elvis-and-me/Content?oid=3036336