sábado, 3 de enero de 2015

Los pactos se hacen con los ángeles y con los... demonios(1ª Parte)

“En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: Sea la luz. Y hubo luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz día, y a las tinieblas llamó noche. Y fue la tarde y fue la mañana: un día”.
— Génesis 1:1-5

El revisionismo histórico es el estudio y reinterpretación de la historia. Tiene un uso académico legítimo y otro peyorativo. Su uso académico se refiere a la reinterpretación de hechos históricos a la luz de nuevos datos, o nuevos análisis más precisos o menos sesgados de datos conocidos.
El revisionismo presupone que entre los historiadores, o el público general, existe una forma generalmente aceptada de entender un acontecimiento o un proceso histórico y que hay razones para ponerla en duda. Esas razones pueden ser de distinto tipo: la puesta en valor de nuevos documentos, el cambio de paradigma historiográfico; o también el cambio de los valores desde los que se observa el pasado. En los casos de revisionismo no académico o pseudocientífico suele acusarse a quien lo practica de dedicarse al uso político de la historia y de no respetar la neutralidad y el espíritu crítico en la relación con las fuentes considerados básicos en el trabajo del historiador. A veces, el simple paso del tiempo permite cambiar la perspectiva a la comunidad historiadores, pues un punto de llegada diferente invita a evaluar de forma nueva la trayectoria histórica pasada.

En ocasiones, las fronteras entre el revisionismo académico y el seudocientífico son objeto de disputa. A priori, los revisionistas externos al mundo académico pueden hacer un trabajo excelente en términos historiográficos. Del mismo modo, un historiador académico puede trabajar fuera del canon historiográfico y convertirse en una suerte de revisionista no académico. Sin embargo, los revisionistas que han alcanzado mayor resonancia en la opinión pública normalmente se han beneficiado más de la existencia de un público o grupo mediático ávido de polémica, que no de una aportación original al conocimiento histórico. La figura del revisionista no académico suele presentarse como un Quijote que se esfuerza por hacer aparecer una supuesta verdad frente a un establishment que le margina.

Algunos editores de historiadores académicos también han descubierto que entrar en polémica con estas figuras mediáticas les sirve para vender más libros.

Las críticas al revisionismo no académico desde la historiografía profesional suelen hacer referencia su carácter seudocientífico, por la utilización fraudulenta de los mecanismos de verosimilitud con los que se construye un discurso histórico:

-Utilización acrítica de documentos.
-Uso de citas falsas o forzadas.
-Falta de contextualización o desvalorización caprichosa de información relevante.

En contrapartida, las críticas a la historiografía académica suelen aducir que ésta nunca ha estado libre de prejuicios ideológicos, y que, por otra parte, cuando se construye como discurso científico neutro no suele interesar al público general y falla en su compromiso cívico...

Las Cenizas de Los Angeles

San Miguel Arcángel y su descenso a los infiernos (Peter Paul Rubens)
Andrew Collins irrumpió en el mundo editorial alternativo con su innovador tomo “Las Cenizas de los Ángeles (1996), la culminación de cinco años de trabajo de los Vigilantes y los Nephilim con la ayuda de su amigo y colega Richard Ward . El texto que aquí se expone es una vista previa de su historia de los ángeles caídos que remonta su origen de vuelta a una cultura extraordinariamente avanzada, que entró en el Cercano Oriente poco después del final de la última Edad de Hielo.

Los ángeles son algo que asociamos con las bellas pinturas pre-Rafaelitas, estatuas talladas acompañando la arquitectura gótica y seres sobrenaturales que intervienen en nuestras vidas en tiempos de problemas. Durante los últimos 2000 años ha sido la imagen estereotipada, fomentada por la Iglesia cristiana.

Pero, ¿qué son los ángeles? ¿De dónde vienen, y qué han significado para el desarrollo de la religión organizada?

Muchas personas ven el Pentateuco, los cinco primeros libros del Antiguo Testamento, como lleno de cuentas de angeles que aparecen justo a los patriarcas y los profetas visionarios. Sin embargo, esto simplemente no es así.

Hay tres "ángeles" que se acercan a Abraham para anunciarle el nacimiento de un hijo llamado Isaac a su esposa Sara, mientras él está sentado debajo de un árbol en la llanura de Mamré. Hay dos ángeles que visitan a Lot y a su esposa en Sodoma, antes de su destrucción. Está el ángel que lucha con Jacobo toda la noche en un lugar llamado Peniel, o aquellos que ve subir y bajar de una escalera que se extiende entre el cielo y la Tierra. 
Mamre Ramet el-Khalil. Morada de Abraham e Isaac, y la escena de la aparición del Señor (teofanía) a Abraham. Mamre fue también la ubicación del lugar de entierro de los patriarcas (el campo de Macpela) que estaba cerca; Génesis 13:18; 18: 1; 25: 9; 35:27; 49:30; Mambré se convirtió en un santuario. (Mamre C-15 en el Mapa)
En Génesis (28,12), se cuenta la historia de Jacob, que sueña con una escalera que conduce a las puertas del Cielo y por el que ascienden y descienden los ángeles. En el sueño, Dios le habló a él, prometiéndole el terreno sobre el que se estableció, un enorme descenso. La escalera de Jacob es una imagen bíblica a menudo retratada en contextos cristianos, pero para la filosofía hermética se convierte en el símbolo de la transformación de la humanidad y su camino hacia la conciencia y la unión con la divinidad. 

Sin embargo, con excepción de estas cuentas, hay muy pocos ejemplos, y cuando los ángeles aparecen la narración, es, a menudo vaga y confusa sobre qué es exactamente lo que está pasando.
Por ejemplo, en el caso de Abraham y Lot, los ángeles en cuestión se describen simplemente como "hombres", que se sientan a tomar alimentos como cualquier persona mortal.  

Raffaello Sanzio(1511)
Según el capítulo 19, en los versículos 1 a 38 (Génesis 19:1-38), dos ángeles de Dios entraron en Sodoma a rescatar a Lot, sobrino de Abraham; los ángeles eran de hermosa apariencia y llamaron la atención de los habitantes. Al verlos, Lot los invitó e insistió en que pasaran la noche en su casa. Pero antes de que se acostasen, los sodomitas cercaron la casa y exigieron que les entregase a sus invitados para abusar de ellos.

Por cierto Lot se negó, y les ofreció a cambio sus dos hijas vírgenes, para que se saciaran con ellas. La turba no aceptó e intentó romper la puerta, pero los dos invitados cegaron a los asaltantes.
«Lot salió de la casa y se dirigió hacia ellos, cerrando la puerta detrás de sí, y les dijo: “Les ruego, hermanos míos, que no cometan semejante maldad. Miren, tengo dos hijas que todavía son vírgenes. Se las voy a traer para que ustedes hagan con ellas lo que quieran, pero dejen tranquilos a estos hombres que han confiado en mi hospitalidad.” Pero ellos le respondieron: “¡Quítate de en medio! ¡Eres un forastero y ya quieres actuar como juez! Ahora te trataremos a ti peor que a ellos.” Lo empujaron violentamente y se disponían a romper la puerta»
¿Pero quién era Lot?  era hijo de Haran, hermano de Iscá y Mildá. Acompañó a su tío Abraham en el viaje a Canaán llevando consigo a su mujer y sus hijas y se situaron en un punto intermedio entre las llanura de Sodoma y el monte de Hebrón. Tanto Lot como su tío Abraham, anduvieron juntos por un tiempo no determinado.

Por algún motivo no muy claro, Abraham y Lot contendieron por la tierra donde debían asentarse y decidieron que debían separarse, así que Lot por mutuo consentimiento y en buenos términos, se separó de Abraham. Abraham se fue al encinar de Hebrón, al norte, y Lot se instaló en la llanura de Sodoma y Gomorra"

Gustave Doré (1832-1883), La huída de Lot de Sodoma.
Según el relato bíblico, tras constatar Yahvé, en agudo paralelismo con el diluvio-que al parecer no bastó (¡y a qué precio!) para eliminar a la humanidad pecadora-, los “extraordinariamente graves” (Génesis ,18, 20) pecados de sus criaturas en Sodoma y Gomorra, lo que hoy llamaríamos un caso, que no problema, de orientación sexual legítima, decidió destruir las ciudades, haciendo “llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego que venía de Yahvé, desde el cielo. Y destruyó aquellas ciudades, y toda la Vega” (Génesis, 19, 24 y 25), zona que Lot , sobrino de Abraham, por estar bien dotada de agua, había elegido para establecerse (Gen. 13, 11).

Estrabón, en el siglo I AC, dice que “según las tradiciones de los nativos (...) a consecuencia del terremoto , la tierra fue inundada de azufre caliente y agua sulfurosa” y que “se conservan todavía las obras de circunvalación”. En tiempos de Ptolomeo, en el siglo II, el Mar Muerto era conocido por “Sodomorum Lacus”. Autores como Tácito, Filón y Flavio Josefo, también mencionan el tema. El Corán, menciona también el caso: “Y a las ciudades derribadas es El ( Alá ) el que las ha derribado. Y el castigo del cielo les envolvió por entero” (LIII, 53-54).

Sodoma, Gomorra, Admá y Seboyim, las ciudades destruidas, estaban cerca del Mar Muerto, el Mar de Sal bíblico al cual apunta la conversión en sal de la mujer de Lot , cuya curiosidad, según el relato bíblico, sería castigada con desproporcionada crueldad (Génesis, 19, 25) . Se trata de una depresión tectónica en que la corteza terrestre se está abriendo, como en el Valle del Rift africano, con los lagos Tanganyka y Victoria, y cuyo fondo está casi 800 m más bajo que el nivel del Mediterráneo . Por razones histórico-cronológicas, la destrucción tuvo que producirse hace menos de 4.000 años. Aunque este tipo de zonas geotectónicas poseen volcanismo ( uno de cuyos ejemplos es el evangélico Monte Tabor), se sabe que en esa época y hasta hoy, no ha habido erupción alguna, por lo que es necesario pensar en otro fenómeno para una explicación científica.

Blanckenhorn, que investigó el tema a fines del XIX, sugiere que las ciudades quedaron hundidas por un terremoto lo que es razonable teniendo en cuenta el hecho de ser una zona sísmica y que el Mar Muerto en esa zona, el bíblico Valle de Siddim, tiene una profundidad que oscila entre 1 y 6 m. De hecho, el nivel del Mar Muerto se ha elevado en los últimos siglos, acabando por tanto de sumergir los restos que según Estrabón existían aun en el siglo I a.C.

El hundimiento de las ciudades podría haberse debido a la licuación sísmica del terreno, como han sugerido Graham Harris y Anthony Beardow (1995). Sin embargo, falta el detalle bíblico del azufre y el fuego. El Génesis (14, 10), nos dice que había allí “muchísimos pozos de betún”, lo que llamamos el betún de Judea. Toda la región, como dice Henning, “es insólitamente rica en termas, fuentes sulfhídricas, depósitos de hidrocarburos” y de hecho, en el propio Mar, afloran masas asfálticas procedentes de filtraciones submarinas ( Vitaliano, 1980).

Es razonable suponer que un terremoto pudiera activar la salida de gases combustibles que podían inflamarse al contacto con el fuego de los hogares e incluso hacer arder rocas bituminosas utilizadas en los muros, una hipótesis sugerida por Frederick Clapp en 1936. Esta hipótesis quedó comprobada en el terremoto de julio de 1927, que produjo efectivamente incendios (Henning, 1950). Otra hipótesis alternativa para la ignición, podría ser la caída de un rayo, que daría explicación al “desde el cielo” bíblico.

Probablemente, los gases tóxicos y asfixiantes fruto de la combustión, similares a los que produjo el incendio por parte iraquí de los pozos kuwaitíes en la Guerra del Golfo de 1990, producirían numerosos muertos y el humo sería visible desde muy lejos.

Los árabes de la zona, llaman aún “la mujer de Lot” a una masa salina , el Yebel Usdum (Usdum: Sodoma en árabe).

Bryant Wood (1999) ha sugerido que las ruinas de dos de las ciudades son las hoy llamadas Bab edh-Dhra (Sodoma) y Numeira (Gomorra), en la actual Jordania. Ambos sitios, al parecer, muestran huellas de haber sido destruídos por fuegos producidos por la ignición de productos petrolíferos.

Este mito, mucho mejor localizado que el del Diluvio, pone de relieve la distorsión operada sobre un probable núcleo histórico con notable verosimilitud por la antropomorfización de fenómenos naturales en base al recurrente esquema pecado-castigo , en este caso de la Mitología judeocristiana, que en este caso establece, además, un supuesto origen divino a la discriminación de las orientaciones homosexuales.

Influencia de los Magi

No fue sino hasta los tiempos de post-exilio - es decir, después de los judíos regresaron de su cautiverio en Babilonia, alrededor del 450 A. C. - que los ángeles se convirtieron en parte integrante de la religión judía.

Mapa del Imperio aqueménida con la división en satrapías (ca. 500 a.C.)
Eber-Nari (acadio; también Ebir-Nari) o Abar-Nahará (arameo: עֲבַר-נַהֲרָה) es el nombre de una antigua región de Asia occidental y satrapía del Imperio aqueménida, que se correspondía aproximadamente con el Levante mediterráneo. Significa «más allá del río», «del otro lado del río», tanto en acadio como en arameo, esto es, el área situada al oeste del río Éufrates desde la perspectiva babilónica y persa. El topónimo aparece en una inscripción de Asarhaddón, rey asirio del siglo VII a. C. En el año 535 a. C. el rey persa Ciro el Grande nucleó los territorios recientemente conquistados del antiguo Imperio neobabilónico en una única satrapía, «Babilonia y Eber-Nari».El sátrapa residía en la ciudad de Babilonia, mientras que subgobernadores se encargaban de la administración de Eber-Nari (entre los que destaca Tattenai, funcionario mencionado tanto en la Biblia com en documentos cuneiformes de Babilonia). Esta organización permaneció inalterada hasta por lo menos el 485 a. C. (reinado de Jerjes I), pero antes de alrededor del 450 a. C. la satrapía fue dividida en dos: Babilonia y Eber-Nari.El quinto distrito impositivo que aparece en la lista proporcionada por Heródoto encaja con Eber-Nari. Éste comprendía Siria, Fenicia, Palestina y Chipre (el cual también estaba incluido en la satrapía)

Fue incluso más tarde, alrededor de 200 A.C. que comenzaron a aparecer con frecuencia en la literatura judía religiosa. Obras como el Libro de Daniel y el apócrifo Libro de Tobías contienen relatos enigmáticos de los seres angélicos que tienen nombres propios, apariencias específicas y jerarquías establecidas. Estas figuras radiantes eran de un origen no-judío. Todo indica que eran extraterrestres, importaciones de un reino extranjero, es decir, Persia.

El país que hoy conocemos como Irán no podría parecer a primera vista la fuente más probable para los ángeles, pero es un hecho que los judíos exiliados estuvieron muy expuestos a sus creencias religiosas después de que el rey persa Ciro el Grande tomó Babilonia en el año 539 antes de Cristo.

Estas incluyen no sólo el zoroastrismo, por el profeta Zoroastro o Zaratustra, sino también la religión mucho más antigua de los Magi, la élite de la casta sacerdotal de Media en el noroeste de Irán. Ellos creían en un todo un panteón de seres sobrenaturales llamados ahuras, o 'los brillantes', y daevas - ahuras que habían caído de la gracia debido a su corrupción de la humanidad.

Aunque eventualmente fuera de la ley en Persia, la influencia de los Magi (Magos) corría muy profundamente dentro de las creencias, costumbres y ritos del zoroastrismo.

Por otra parte, no puede haber duda de que magismo (magia), del cual tenemos términos como mago y magia, ayudó a establecer la creencia entre los judíos, no sólo de jerarquías conjunto de los ángeles, sino también de las legiones de ángeles caídos - un tema que las ganancias de su mayor fuente de inspiración de una obra solo - el Libro de Enoc.

El Libro de Enoc

Compilado por etapas en algún lugar entre 165 A.C. y el comienzo de la era cristiana, esta trabajo llamado pseudografico (es decir, falsamente atribuido) tiene como tema principal la historia detrás de la caída de los ángeles. Sin embargo, no la caída de los ángeles en general, sino de quienes fueron originalmente conocidos como ’îrin (’îr in singular), "aquellos que vigilan", o simplemente "vigilantes" (Watchers) como se traduce en la traducción al Inglés.

El Libro de Enoc cuenta la historia de cómo 200 ángeles rebeldes, o Vigilantes, decidieron transgredir las leyes celestiales y "descender" a los llanos y tomar esposas de entre la especie mortal. El sitio dado para este acontecimiento es la cumbre del Hermón, un lugar mítico generalmente asociado con las nevadas cumbres del monte Hermón, en la ante-cordillera del Líbano, al norte de la actual Palestina.- El Monte Hermón fue llamado Senir por los amorreos y Sirión por los fenicios (Deuteronomio 3:9; Salmos 29:6; Crónicas 5:23; Cantares 4:8; Ezequiel 27:5). La montaña se consideró como el límite septentriona\ron a la montaña como el "Monte Ba'al Hermón" (Jueces 3:3). También es llamado "Monte Sion" (Deuteronomio 4:48).  El Monte Hermón también es conocido como Jabal ash Shaikh (Yabal al Shaikh) o Montaña del Jerarca; también se lo conoce como la montaña del Anciano y montaña Nevada, por varias razones, montaña nevada, ya que casi siempre está cubierta de nieve, sólo algunos meses en verano no se aprecia sus cumbres nevadas (entre julio y septiembre), y Yabal El Shaikh o del Anciano en honor a un gran santo druso, el Shaij Mohammad Abi Hlál, conocido como Shaij Fadel hierofante, intelectual y poeta, que nació en el año 987 D.H. (1579 D.C.), otros escritores ubican su nacimiento en el año de 1577, en la aldea de ash-Sha`tra en el lado libanés al sur de la Cordillera Monte Anti-Líbano, región de Hasbaiyah – Rashaiyah y murió el 7 de Diciembre de 1640 en la aldea de Ain`Ata ubicada muy cerca de la caverna donde vivió, a la edad de 63 años.-

Los 200 "angeles" rebeldes dan cuenta de las consecuencias de sus transgresiones, porque de acuerdo con un juramento en el sentido de que su líder Shemihaza asumiría la culpa si toda la fatal aventura saliera terriblemente mal.

"Vayamos y escojamos mujeres de entre las hijas de los hombres y engendremos hijos". Libro de Enoc capítulo 6:6

Después de su descenso hacia las tierras bajas, los Vigilantes disfrutan de las delicias terrenales con sus "esposas" elegidas, y por medio de de estas uniones nacieron crías gigantes llamados Nephilim, o Nefilim, una palabra hebrea que significa "aquellos que han caído", que son considerados, en traducciones al griego como gigantes.

Secretos Celestiales

En medio de aprovecharse de nuestras mujeres, los 200 ángeles rebeldes se dedicaron a impartir los secretos celestiales a los que tenían oídos para escuchar. Uno de ellos, un líder llamado Azazel, se dice que "enseñó a los hombres a hacer espadas, cuchillos, y escudos y corazas, y les hicieron conocer los metales (de la tierra) y el arte de trabajar con ellos", lo cual indica que los Vigilantes trajeron el uso del metal a la humanidad.

También se les instruyeron sobre cómo hacer "pulseras" y "adornos" y les mostraron cómo usar "antimonio", un frágil metal blanco empleado en las artes y en la medicina.

A las mujeres, Azazel enseñó el arte de "embellecerse" los párpados y el uso de "todo tipo de piedras preciosas" y "tinturas colorantes", presuponiendo que el uso del maquillaje y las joyas no se conocía antes de esta edad. Además de estos crímenes, Azazel fue acusado de enseñar a las mujeres cómo disfrutar el placer sexual y entregarse a la promiscuidad - visto como una blasfemia "impía" a los ojos de los narradores hebreos.

Otros Vigilantes fueron acusados de revelar a la especie mortal el conocimiento de las artes más científicas, tal como la astronomía, el conocimiento de las nubes, o meteorología, las "señales de la Tierra", probablemente la geodesia y geografía, así como las "señales", o pasajes de los cuerpos celestes, como el sol y la luna.

Su líder, Shemihaza, está acreditado con haber enseñado "encantamientos y cortes de raíces", una referencia a las artes mágicas rechazadas por la mayoría de los judíos ortodoxos.

Algunos de ellos, los Pênêmûe, enseñaron que "lo amargo y lo dulce", seguramente una referencia al uso de hierbas y especias en los alimentos, mientras instruyeron a los hombres sobre el uso de "tinta y papel", implicando que los Vigilantes introdujeron las primeras formas de escritura.

Mucho más inquietante es Kâsdejâ, de quienes se dice que enseñaron a "los hijos de todos los hombres todos los malvados caprichos de los espíritus y demonios, y los secretos para eliminar el embrión en el útero". En otras palabras, enseñaban a las mujeres a abortar.

Estas líneas relativas a las ciencias prohibidas, entregadas a la humanidad por los Vigilantes rebeldes, plantea la pregunta fundamental del por qué los ángeles deberían haber poseído un conocimiento de estos asuntos, en primer lugar.

¿Por qué tenían necesidad que trabajar con metales, usar encantos, encantamientos y escritura; embellecer el cuerpo, emplear el uso de especias, y saber ahora cómo abortar un niño no nacido?

Ninguna de estas habilidades son lo que uno podría esperar que los mensajeros celestiales de Dios, de poseyeran, a menos que éstos fueran humanos, en primer lugar.

En mi opinión, esta revelación del conocimiento la sabiduría previamente desconocidos parecieran ser las acciones de una raza muy avanzada transmitiendo algunos de sus secretos estrechamente vigilados, a una cultura menos desarrollada que estaba aún tratando de entender los principios básicos de la vida.

Más desconcertante fueron las acciones aparente de la empresa completamente desarrollados Nefilim, pues dice:

Y cuando los hombres ya no pudieron sostenerlos, los gigantes se volvieron contra ellos y devoraron a la Humanidad. Y empezaron a pecar contra los pájaros y las bestias, y reptiles, y peces, y a devorarse la carne unos a otros, y beberse la sangre. Luego la tierra estableció acusación contra los sin ley.
Por ahora los gritos de desesperación de la humanidad fueron fuertemente escuchados por los ángeles, o Vigilantes, quienes habían permanecido leales al cielo.

Uno por uno, son escogidos por Dios para proceder contra los Vigilantes rebeldes y sus descendientes, los Nefilim, que son descritos como "bastardos y réprobos e hijos de la fornicación".

Shemihaza, quien era el principal y en orden con relación a él, Ar'taqof, Rama'el, Kokab'el, -'el, Ra'ma'el, Dani'el, Zeq'el, Baraq'el, 'Asa'el, Harmoni, Matra'el, 'Anan'el, Sato'el, Shamsi'el, Sahari'el, Tumi'el, Turi'el, Yomi'el, y Yehadi'el.

El primer líder, Shemihaza, es colgado y atado boca abajo y su alma desterrada para convertirse en las estrellas de la constelación de Orión. El segundo líder, Azazel, fue atado de pies y manos, y expulsado por la eternidad a la oscuridad de un desierto denominado Dûdâêl.

Sobre él se colocaron "piedras irregulares y en bruto" y aquí se mantendrá por siempre hasta el Día del Juicio, cuando será "echado en el fuego" por sus pecados.

Por su parte en la corrupción de la humanidad, los Vigilantes rebeldes se ven obligados a presenciar la masacre de sus propios hijos antes de ser expulsados a una especie de prisión celestial, considerado como un "abismo de fuego"...

Siete Cielos

Siete cielos es una parte de la cosmología religiosa que se encuentra en muchas de las religiones más importantes, como el Islam, el judaísmo, el hinduismo y el catolicismo, y en algunas religiones como el hermetismo y el gnosticismo. El Trono de Dios se dice que esta por encima del séptimo cielo en algunas religiones abrahámicas.

Cada cielo tiene dos formas de poder. El poder que el Arcángel  tiene sobre el Cielo en particular, y el poder inherente que es natural en el cielo mismo. Ambas potencias se combinan para que pueda invocar el poder de los cielos para avanzar espiritualmente.

Los practicantes del Arte Angélico creían que los seres humanos pueden esforzarse por experimentar los más altos niveles espirituales de los diversos cielos. En la medida en que un individuo es capaz de permanecer puro, eterno, y con la verdad abstracta, puede "conectar" desde  la más alta hasta la más baja de las inteligencias celestiales. Los antiguos creían que había siete cielos que relacionado con los siete planetas observables en nuestro sistema solar. Según esta creencia cada planeta ocupaba su propia capa o porción del cielo / espacio.

PRIMER CIELO: El primer cielo contiene el mundo físico. Está regido por Gabriel, y es el hogar de todos los ángeles relacionados con los fenómenos naturales del universo

SEGUNDO CIELO: El segundo cielo es gobernado por Rafael. Es el hogar de los pecadores que están esperando el día del juicio. Algunos de los ángeles caídos se encuentran aquí.

TERCER CIELO: Baradiel está a cargo del tercer cielo. La mitad sur de este cielo contiene el Jardín del Edén y el árbol de la vida, junrto a 300 ángeles de luz para protegerlos. La mitad norte del tercer cielo no podría ser más diferente, ya que contiene el infierno. No es sorprendente que algunos de los ángeles caídos también se encuentren aquí.

CUARTO CIELO: El cuarto cielo está gobernado por Michael. Contiene el Santo Templo y el Altar de Dios.

QUINTO CIELO: La mayoría de las fuentes dicen que Zadkiel gobierna el quinto cielo. (Algunas cuentas dan a esta tarea a Sandalphon.) Algunos de los ángeles caídos se encuentra aquí (al igual que en el segundo y tercer cielo).

SEXTO CIELO: Zebul gobierna el sexto cielo en las reglas Sabath durante la noche y las horas diurnas. Todos los registros celestiales se estan aquí.

SÉPTIMO CIELO : Arcángel Cassiel gobierna el séptimo cielo. Dios, los Serafines, Querubines y sus tronos se encuentran en él.

El patriarca Enoc, entonces, entra en escena y, por algún motivo inexplicable, se le pide que interceda en favor de los rebeldes encarcelados. Él intenta conciliar con los ángeles del cielo, pero falla estrepitosamente. Después de esto, el Libro de Enoc relata cómo el patriarca es llevado por los ángeles sobre las montañas y los mares a los "siete cielos".

Aquí él ve una multitud de seres angélicos mirando las estrellas y otros cuerpos celestes en lo que parecen ser observatorios astronómicos. Otros hacen huertos y jardines que tienen más en común con un kibutz israelí que con un reino etéreo sobre las nubes.

En otra parte del "cielo" está el Edén, donde Dios plantó un jardín para Adán y Eva antes de su caída – siendo Enoc el primer mortal en entrar en este dominio desde la expulsión de ellos.

Por último, durante la vida del biznieto de Enoc, Noé, el Diluvio cubre la tierra y destruye todos los vestigios restantes de la raza gigante. Así termina la historia de los Vigilantes.

Los Hijos de Dios

¿Qué vamos a hacer con el Libro de Enoc? ¿Están sus cuentas de la caída de los Vigilantes y las visitas al cielo por el patriarca Enoc basadas en algún tipo de verdad histórica? Los estudiosos dirían que no. Ellos creen que es una obra puramente de ficción, inspirada en el libro del Génesis, en particular, dos pasajes enigmáticos en el capítulo 6.

En la primera, que constituyen los versículos 1 y 2, dice lo siguiente:

Y aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y nacieron hijas a ellos, que los hijos de Dios vieron que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres de todo lo que eligieron.

Por 'hijos de Dios', el texto quiere decir ángeles celestiales, siendo el original hebreo bene-ha-Elohim. En el versículo 3 del capítulo 6, Dios se pronuncia de forma inesperada que su espíritu no puede permanecer en los hombres para siempre, y que puesto que la humanidad es una creación de la carne, su vida útil en lo sucesivo se redujo a "ciento veinte años". Sin embargo, en el versículo 4, el tono de repente, vuelve al tema original de este capítulo, ya que dice:

Los Nefilim estaban en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios se juntaron con las hijas de los hombres, y les engendraron hijos: los mismos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de antiguo renombre.

Como el Pentateuco está considerado como haber sido escrito por Moisés, el legislador en c.1200 a.c., se supone que las líneas de Génesis 6 influido en la construcción del Libro de Enoc, y no al revés. A pesar de esta suposición obvia por parte de eruditos hebreos, hay pruebas que demuestran que gran parte de Génesis fue escrito después del regreso judíos del cautiverio en Babilonia a mediados del siglo V a.C.

Si este fuera el caso, entonces no hay razón por la cual las líneas de Génesis 6 no podrían haber sido manipulado en esta época. En un intento de enfatizar la enorme antigüedad del Libro de Enoc, el mito hebreo siempre ha afirmado que fue transmitido a Noé, nieto de Enoc, después del Diluvio, es decir, mucho antes de la compilación del Génesis.

Esta reivindicación de prioridad sobre el Pentateuco llevó finalmente al teólogo cristiano, San Agustín (AD 354-430) a afirmar que el Libro de Enoc era demasiado antiguo (antiquitatem nimiam ob) para ser incluido en el Canon de las Escrituras.

Raíces de los Nefilim

Hay otro enigma contenido dentro de las líneas de Génesis 6, ya que pareciera encarnar dos tradiciones totalmente diferentes.

Observe de nuevo las palabras del versículo 2. Éstas hablan de los Hijos de Dios viniendo hacia las Hijas de los Hombres, mientras que, en contraste con el versículo 4, dice con firmeza:

“Los Nefilim estaban en la tierra en aquellos días y también después de eso, cuando los hijos de Dios vinieron donde las hijas de los hombres".

Y también, después de eso…

El nacimiento de Venus Nicolas Poussin (1594–1665)
El significado parece bastante claro: existen dos tradiciones muy distintas enlazadas aquí - una relativa a la raza caída conocida por los primeros israelitas como los Nefilim (que se mencionan en otras partes del Pentateuco como los progenitores de una raza de gigantes llamados hijos de Anac), y otra relativa los bene ha-elohim, los Hijos de Dios, que son equiparados directamente con los Vigilantes en la tradición enoquiana.

Los teólogos son conscientes de este dilema, y evaden el problema sugiriendo que los ángeles cayeron en gracia dos veces - una vez por el orgullo y luego nuevamente a través de la lujuria. Parece cierto que el término Nefilim era el nombre original hebreo de la raza caída, mientras que bene ha-elohim es un término muy posterior - plausiblemente de Irán - que entró en el Génesis 6, mucho tiempo después de su compilación original.

A pesar de las contradicciones rodeando al Génesis 6, su importancia es bastante clara, ya que conserva la firme convicción entre los antepasados de la raza judía, de que en algún momento, en el lejano pasado, una raza gigante había gobernado una vez la Tierra.

Así pues, si los Vigilantes y los Nefilim realmente habían habitado este mundo, entonces,

¿Quién o qué eran esos seres que parecían físicos?
¿De dónde vinieron?
¿Qué aspecto tienen?
¿Dónde viven y cuál fue su destino final?

El Libro de Enoc era una fuente vital de conocimiento con respecto a su existencia anterior, pero yo necesitaba más - otras cuentas menos contaminadas de esta aparente raza de seres humanos.
Luego vino una ruptura importante.

La Conexión del Mar Muerto

Eruditos hebreos desde hace mucho tiempo señalaron las semejanzas entre algunas de las enseñanzas reaccionarias en el Libro de Enoc y de los evangelios según los esenios - una fundamental, y sin embargo una comunidad religiosa muy justa, de la cual hablan de los eruditos clásicos que existió en la orilla occidental del Mar Muerto.

http://shemesras.blogspot.com.es/2013/04/los-rollos-del-mar-muerto_3.html
Pergamino Tehilim(Salmos) 11QPs
Copia ca. 30 - 50 C.E.
Alturat 18.5 cm (7 1/4 in.), longitud 86 cm (33 3/4 in.)
(Fuente:http://www.loc.gov/exhibits/scrolls/scr1.html)
Esta conexión fue fortalecida después de 1947, cuando se supo que entre los Rollos del Mar Muerto, ahora considerados como haber sido escritos por los Esenios, había varios fragmentos de textos pertenecientes a diversos ejemplares del Libro de Enoc.

Hasta este momento, las únicas copias disponibles del manuscrito completo para el mundo literario habían sido varias copias estaban escritas en el lenguaje escrito etíope de Ge'ez, la primera de las cuales había sido traída a Europa por el explorador y masón escocés James Bruce of Kinnaird después de sus famosos viajes a Abisinia entre 1769 y 1772.

Los Rollos del Mar Muerto no sólo confirman la autenticidad del Libro de Enoc, sino que también demostraron que se habían mantenido en gran estima por la comunidad esenia de Qumrán, que incluso podría haber estado detrás de su construcción original en algún momento después de 165 A.C.

Más importante aún, los eruditos hebreos también comenzaron a identificar varios otros tratados previamente desconocidos, de sabor un «enoquiano” entre el corpus del Mar Muerto, y éstos incluían más referencias a los Vigilantes y sus descendientes, los Nefilim. Muchos de estos fragmentos individuales fueron finalmente descubiertos por el erudito del Mar Muerto, J.T. Milik de ser extractos de un trabajo perdido llamado al Libro de los Gigantes.

Anteriormente, esto sólo había sido conocido por referencias aisladas en los textos religiosos pertenecientes a los maniqueos, una fe gnóstica herética que se extendió por toda Europa y Asia, hasta China y el Tíbet, a partir del siglo III D.C.

El Libro de los Gigantes continúa la historia narrada en el Libro de Enoc, relatando cómo los Nefilim le había hecho frente a sabiendas de que su inminente destrucción se debía a las incongruencias de sus padres Vigilantes.

Leyendo esta obra antigua permite al lector una visión más compasiva de los Nefilim, que se atraviesan como inocentes transeúntes inocentes en un dilema más allá de su control personal.


Fuentes:
http://www.archan-publishing.com/
http://es.scribd.com/doc/53748980/A-Dictionary-of-Angels-Including-the-Fallen-Angels-by-Gustav-Davidson#logout
http://www.llewellyn.com/encyclopedia/article/14994
http://www.speed-light.info/miracles_of_quran/seven_heavens.htm
http://mailstar.net/postmortem-journeys.html
http://www.echoesofenoch.com/the_flood.htm
http://www.jorpro.com/page2.php
https://sites.google.com/site/interlinearpentateuch/history-of-pentateuch
http://www.iranicaonline.org/articles/eber-nari
https://www.biblegateway.com/passage/?search=Genesis+18
http://infidels.org/library/modern/chris_sandoval/daniel.html#traditional
http://st-takla.org/pub_Deuterocanon/Deuterocanon-Apocrypha_El-Asfar_El-Kanoneya_El-Tanya__7-Daniel.html
http://www.islamreligion.com/es/articles/1879/
http://www.mercaba.org
http://www.godandscience.org/apologetics/daniel.html
http://www.asor.org/pubs/books-monographs/macdonald.pdf
http://www.ljemail.org/reference/ReferencesPapers.aspx?ReferenceID=834700
http://www.geografiainfo.es/nombres_geograficos/name.php?uni=-1123903&fid=3079&c=israel
http://thenaturalhistorian.com/2014/11/17/origins-of-the-dead-sea-part-vii-mt-sodom-a-huge-pile-salt/
http://cs.anu.edu.au/~bdm/yabber/pef/SWP-index.pdf
https://archive.org/stream/LibroDeEnoch1/ElLibroDeEnoch1#page/n0/mode/2up
http://www.sacred-texts.com/bib/boe/boe072.htm
www.sprezzatura.it
http://www.reprodart.com
http://ocp.tyndale.ca/1-ethiopic-apocalypse-of-enoch#1-36
http://shemesras.blogspot.com.es/2013/04/los-rollos-del-mar-muerto_3.html
http://www.sacred-texts.com/chr/giants/giants.htm
http://www.viperroom.com/
http://brbl-dl.library.yale.edu/vufind/Record/3770910?image_id=3612786

Bibliografía complementaria
1. Bauval, Robert, y Graham Hancock, Guardián del Génesis, Wm Heinemann, Londres, 1996
2. Boyce, Mary, Una Historia del Zoroastrianismo, 1975, 3 volúmenes, E.J. Brill, Leiden, 1989
3. Charles, R.H., El Libro de Enoc o 1 Enoc, Imprenta de la Universidad de Oxford Univ, 1912
4. Eisenman, R., y M. Wise, Los Rollos del Mar Muerto Develados, Element, Shaftesbury, Dorset, 1992
5. Flem-Ath, Rand y Rose, Cuando el Cielo se cayó - En Búsqueda de Atlántida, Weidenfeld & Nicolson, London, 1995
6. Fix, William R., Pyramid Odyssey, Jonathan-James Books, Toronto, Ontario, Canada, 1978
7. Hancock, Graham, Fingerprints of the Gods - A Quest for the Beginning and the End, (Huellas de los Dioses – Una Búsqueda para el Comienzo y el Fin) Wm Heinemann: London, 1995
8. Hapgood, Professor Charles, El Sendero del Polo, Chilton, New York, 1970
9. Hapgood, Professor Charles, Mapas de los Antiguos Reyes del Mar, 1966, Tumstone Books, 1979
10. Izady, Mehrdad R., Kurds - A Concise Handhook, Crane Russak, London, 1992
11. Massey, Gerald, Ancient Egypt – La Luz del Mundo, 2 volúmenes., T. Fisher & Unwin, London, 1907
12. Milik, J.T., El Libro de Enoc – Fragmentos Arameos de las Cuevas de Qumran 4, OUP, 1976
13. Morfill, W.R., edit and intro R. Charles, El Libro de los Secretos de Enoc, Imprenta de la Universidad de Oxford, 1896
14. Ulansey, David, Los Orígenes de los Misterios del Mitraísmo – Cosmología y Salvación del Mundo Antiguo, OUP, 1989
The Apostles' Creed
Walter R. Mattfeld on the Descent into Hell, of Tammuz (Dumuzi) and Christ
Otherworldly descent has a long history and broad distribution in the Ancient Mediterranean - Seth L Sanders
The Descent into Hades, by Ted G. Davy
The Lost Books Of The Bible - Enoch
The first book of Enoch, by Jona Lendering
Enoch's descent into Hell - the Book of Enoch (1 Enoch) chapters 53-56
The Book of Enoch Quoted in the New Testament
Mani and the Book of Enoch
Did Mohammed Know Slavonic Enoch?, by E. J. Jenkinson
Sir James Frazer on the Myth of Osiris
Hell's Pre-Christian Origins: Hell, Hell-fire, Dragons, Serpents, and Resurrections, by Walter Reinhold Warttig Mattfeld
Descent Of The Goddess Ishtar Into The Lower World
The Enoch Literature, by Mike Magee
Alain Danielou on the parallel between the death and resurrection of Tammuz, Oriris etc, and of Christ

sábado, 13 de diciembre de 2014

El Fin de la Eternidad

"...Ésta es la Tierra. No el eterno hogar de la Humanidad, sino el punto de partida de una infinita aventura. Todo lo que has de hacer para conseguirlo es tomar tu decisión. Es sólo tuya"
(Isaac Asimov-  El Fin de la Eternidad 1955)

Todos tenemos conciencia del paso del tiempo; envejecemos y morimos, y no se puede «atrasar el reloj». Pero encontrarse repentinamente en el pasado o en el futuro constituye una experiencia desconcertante y asombrosamente común…

En nuestra vida en este planeta hace falta un acontecimiento importante para despertarnos de nuestro conformismo. Una zona poco analizada de nuestra experiencia es la del tiempo, ya que estamos condicionados desde la cuna hasta la tumba para aceptarlo según ciertas normas: las de la cronología de los relojes.

Desde la infancia, nos enseñan a medir los meses y los años. Se nos enseña a «saber la hora» , lo cual significa el tiempo que mide el reloj más próximo. Aprendemos a interpretar el calendario: éste mes es septiembre, éste es mayo, cuándo empiezan y terminan las estaciones… Pero esta forma de medir el tiempo no es más que un práctico invento humano mediante el cual el hombre primitivo sabía ya cuándo debía alimentar al ganado, plantar las simientes o cosechar. El reloj y el calendario no son más que mecanismos que nos ayudan a ordenar nuestras vidas, a imponer una rutina en el caos. Pero la cronología puede no ser la única forma del tiempo; el cosmos produce, quizá, mecanismos temporales de naturaleza muy distinta.

Es posible que el conflicto entre este tiempo cósmico o universal y la cronología humana sea la causa de los extraordinarios fenómenos denominados «lapsus temporales» o «saltos en el tiempo», en los que dos aspectos o dimensiones de éste parecen funcionar simultáneamente: el sujeto puede hallarse viviendo en el presente y en el pasado (o, en algunos casos, en el presente y en el futuro) al mismo tiempo. La experiencia suele ser, por lo menos, desconcertante, y a veces confusa y alarmante.


Amos Ori, un físico israelí, en 2007 resolvió una de las mayores dificultades para viajar en el tiempo, ya que creó teóricamente un campo de gravedad que puede sustituir a los agujeros de gusano como túnel espaciotemporal.

El científico israelí aseguró haber resuelto una de las mayores dificultades para viajar en el tiempo, ya que su máquina no requiere materia exótica y utiliza el vacío que existe en el espacio para viajar a través del tiempo. Su máquina podría ser construida por una civilización más avanzada que la nuestra dentro de 100 o 200 años.

Este modelo teórico elude las complicaciones de los modelos teóricos actuales, que requieren materia exótica (con una densidad de energía negativa y una presión negativa mayor en magnitud que la densidad de la energía) y una capacidad de ingeniería extraordinaria para recrear en laboratorio las energías de los agujeros de gusano. En cualquier caso, el viaje en el tiempo sigue estando en el ámbito de la especulación teórica, si bien hay nuevas propuestas para minimizar sus contradicciones filosóficas.

Albert Einstein en Technion; 11 de febrero 1923
Una de las mayores dificultades para viajar en el tiempo parece haber sido resuelta por el físico teórico Amos Ori, del Israel Institute of Technology en Haifa (Technion).
En un artículo publicado en la revista Physical Review Letters("Formation of closed timelike curves in a composite vacuum/dust asymptotically flat spacetime" Phys. Rev. D 76, 044002 - Publicado 03 de agosto 2007 por Amos Ori (Departamento de Física, Technion-Israel Institute of Technology, Haifa, 32000, Israel), Ori se apoya en las teorías de Einstein para afirmar que el espacio puede curvarse hasta crear un campo de gravedad interno capaz de arrastrar consigo al espacio y el tiempo próximos.Añade que las matemáticas demuestran que cada período de tiempo, desde que se crea ese campo de gravedad hasta el presente, se encuentra en su interior y que lo único que falta es calcular cómo llegar a ese punto.

Tal como se explicó en otro artículo de Tendencias, las teorías especial y general de la Relatividad de Einstein, escritas en 1905 y 1916 respectivamente, mostraron que muy altas velocidades o una intensificación de la gravedad, pueden curvar el tiempo de la misma forma que lo haría una pelota sobre una lámina de goma. Cuanta más elevada es la velocidad o más intensa la gravedad, mayor es la curvatura del tiempo, más conocida como dilatación.

Intensificación de la gravedad

Lo que aporta Amos Ori con su nueva teoría es que esta intensificación de la gravedad, todavía meramente terórica, es factible de posibilitar los viajes a través del tiempo, de la misma forma que se ha especulado con los agujeros de gusano como máquinas susceptibles de permitir a las personas viajar al pasado o al futuro.

Paul Davies, el fisico que en 2001 publicó un libro sobre cómo construir una máquina del tiempo a partir de los agujeros de gusano, considera que la aportación de Amos Ori contribuirá a conseguir el viejo sueño humano de viajar al pasado o al futuro.

Según Davies, la fabricación de una máquina para viajar en el tiempo necesita de dos agujeros negros unidos entre sí a través de un agujero de gusano, que de esta forma sería, literalmente, una puerta al pasado.

Davies, Thorne, Novikov

El físico norteamericano Kip Thorne fue el primero que a reflexionó sobre cómo podría fabricarse una máquina del tiempo. Davies explicó más tarde cómo la tecnología del siglo XXI facilitaría este cometido. Para Stephen Hawking, la fabricación de la máquina del tiempo es más una cuestión de dinero que de física. Igor Novikiv, desde la Universidad de Copenhague, investiga asimismo la capacidad de los agujeros negros para permtir el viaje a través del tiempo.
mediados de los años ochenta

La aportación de Amos Ori constituye un desarrollo de los intentos formulados hasta ahora por Davies, Thorne y Novikov, si bien no deja de ser una especulación a la que se añaden dudas respecto a la capacidad de que la máquina de Ori pueda superar la inestabilidad del vacío creado dentro del campo de gravedad que usaría para viajar en el tiempo.

Ori destaca que la principal ventaja de su modelo es que sólo requiere materia normal y el vacío que existe en el espacio para viajar a través del tiempo, frente a las otras posibilidades que demandan materia exótica (con una densidad de energía negativa y una presión negativa mayor en magnitud que la densidad de la energía) y una capacidad de ingeniería extraordinaria para recrear en laboratorio las energías de los agujeros negros.

¿Sirven los agujeros de gusano?

Su propuesta se pone sobre la mesa después de que dos profesores de la Universidad de Oregón, en Estados Unidos, Stephen Hsu y Roman Buni, sembraran la duda sobre la viabilidad de los agujeros de gusano para viajar a través del tiempo, ya que según sus estimaciones el viajero del tiempo que utilice este recurso puede aparecer en cualquier lugar o en cualquier época, y no tendría control alguno sobre la situación.

Tal como explican en este artículo ambos autores, dada la inestabilidad de los agujeros de gusano, el viaje a través del tiempo podría trasportar a una persona a un tiempo infinitamente remoto en el futuro o en el pasado. La solución que proponen es utilizar para el viaje en el tiempo un agujero de gusano más estable que permitiría disponer de una mayor capacidad de elegir el destino temporal.

Consideran que el mejor modo de estabilizar un agujero o de crear uno que sea suficientemente estable es ‘inyectarle’ materia exótica, algo que sigue siendo algo hipotético en términos científicos. La propuesta de Ori elimina esta dificultad teórica.

En realidad, nada indica que las investigaciones teóricas puedan derivar todavía en la capacidad real de viajar a través del tiempo, si bien ello no impide que proliferen iniciativas y propuestas que alimentan periódicamente esta antigua aspiración humana.


Menos dificultades filosóficas

http://robertjdesigns.deviantart.com-Filosofia del Espacio y Tiempo
Las dificultades filosóficas que plantean los viajes en el tiempo siguen siendo por el momento más pequeñas que las técnicas, pero no por ello dejan de ser importantes, si bien en este campo han surgido nuevas teorías.

Según Newscientist, investigaciones recientes realizadas por científicos de Estados Unidos y Canadá apuntan a que viajar en el tiempo hacia el pasado podría no originar una paradoja irreparable, esto es, que el presente que conocemos quede modificado por nuestra visita al pasado.

Es decir, si viajamos al pasado no podemos hacer desaparecer a nuestro abuelo, por ejemplo, provocando que nosotros mismos dejemos de existir, sino que sólo podríamos ir a echar un vistazo.

Según estos físicos, la paradoja del viaje en el tiempo y sus “peligros” para el presente que conocemos, acaba bajo la perspectiva de la mecánica cuántica. Según ésta, el comportamiento cuántico, es decir, el de las partículas subatómicas, no se rige por las leyes newtonianas, sino que se mueven en una nube de probabilidad antes de que algo sea observado.

Presente cuántico

Una vez que esa observación se produce, las probabilidades se reducen a una, de manera que el universo se crea continuamente en la interacción. Con el presente pasaría algo parecido: si conocemos un presente, éste es el concreto, luego ir al pasado no podría modificar lo que ya existe. El artículo original que explica esta teoría ha sido publicado en Arxiv.

Al margen del discurso científico sobre los viajes en el tiempo, existe un creciente interés social por esta temática. Wired informó recientemente de la Segunda Convención del Viaje en el Tiempo celebrada en el Massachusetts Iinstitute of Technology (MIT) a iniciativa de unos estudiantes, así como del Día del Destino que tuvo lugar en Australia el marzo pasado sobre el regreso de viajeros del tiempo.

The New York Times relata asimismo el debate del MIT sobre los viajes en el tiempo, poniendo en evidencia la disparidad de criterios en el seno de la comunidad científica, así como la creciente importancia que esta temática adquiere en determinados ambientes universitarios.

Las leyes de la física no dicen que sea imposible viajar en el tiempo. De acuerdo con las teorías de Albert Einstein, el continuo espacio-tiempo se puede curvar sobre sí mismo, lo que permitiría los viajes al pasado o al presente.

El hombre: una máquina del tiempo

Ray Bradbury montado en el modelo de la máquina del tiempo de la película de 1960
De momento sólo hemos sido viajeros del tiempo en una única dirección: el futuro. La teoría de la Relatividad de Einstein reveló la posibilidad de producir los viajes hacia el futuro gracias al alcance de velocidades cercanas a la luz: una persona que pase un año terrestre en una nave espacial que viaja casi a la velocidad de la luz hará que su tiempo corra más despacio, por lo que, cuando pase lo que para él era un año, volverá a una Tierra en la que ha pasado más tiempo, es decir, que está en el futuro.

Los viajes al pasado también son teóricamente posibles. La teoría muestra que la gravedad curva el espacio tiempo y los teóricos señalan que podría haber regiones del espacio tiempo que se curven naturalmente, o por intervención humana, hacia sí mismas, lo que permitiría la vuelta atrás en un punto determinado.
El concepto del viaje en el tiempo atrae constantemente a la mente humana y a varias manifestaciones del arte: literatura y cine especialmente se han visto tentadas por la posibilidad de viajar al pasado o al futuro.

Cita
El tiempo es infiel con quien abusa de él.

Fuentes:
http://arxiv.org/abs/0912.5121
http://pijamasurf.com/2010/09/experimentos-muestran-que-el-futuro-afecta-el-pasado-%C2%BFtiene-el-universo-un-detsino/
http://discovermagazine.com/2010/apr/01-back-from-the-future
http://robertjdesigns.deviantart.com
http://plato.stanford.edu/entries/time-travel/
http://archive.wired.com/science/discoveries/news/2005/05/67451
http://www.newscientist.com/article/dn7418-wormhole-wanderers-face-a-deadly-dilemma.html#.VI2UH3s8ncs
http://www.technovelgy.com/
http://listverse.com/2012/11/25/top-10-reasons-youll-never-go-back-in-time/
http://www.dailymail.co.uk/home/moslive/article-1269288/STEPHEN-HAWKING-How-build-time-machine.html
http://www.hawking.org.uk/space-and-time-warps.html
http://urania.udea.edu.co/sitios/cece/pages/fisicaimposible-2011-2p.rs/files/fisicaimposible-2011-2p8ygf5/files/elemfilesej5ip/Black_Holes_and_Time_Warps_-_Einstein_s_Outrageous_Legacy-KipThorne.pdf
http://plato.stanford.edu/entries/time-travel-phys/
http://www.vega.org.uk/video/programme/61
http://francis.naukas.com/2014/11/21/resena-science-interstellar-kip-thorne/
http://users.df.uba.ar/sgil/physics_paper_doc/papers_phys/modern/time_machine1.pdf
http://www.its.caltech.edu/~kip/scripts/publications.html
http://www.spacedaily.com/reports/New_Theoritical_Model_Eliminates_Barriers_To_Time_Travel_999.html
http://phys.technion.ac.il/en/people/faculty?view=person&id=44
http://biblio3.url.edu.gt/Libros/2011/el_fEternidad.pdf
http://anticapitalismo666.blogspot.com.es/2014/12/yahve-la-maquina-del-tiempo-del.html
http://www.tarbutsefarad.com/es/articulos0/visto-y-leido/926-el-cientifico-israeli-amos-ori-crea-el-modelo-teorico-de-una-maquina-del-tiempo.html
http://viajeroseneltiempo.es/descubren-un-modelo-teorico-de-viaje-al-pasado/
http://www.tendencias21.net/El-primer-viaje-en-el-tiempo-tendra-lugar-este-siglo_a958.html
http://www.scientificamerican.com/magazine/sa/2002/09-01/