martes, 11 de octubre de 2016

Siempre use la palabra imposible, con la mayor cautela...ESTA VEZ NO.

Von Braun en su libro "Conquest of the Moon"
escribió:

" Comúnmente se cree que el hombre volará directamente de la tierra a la luna, pero para hacer esto sería necesario un vehículo de proporciones tan gigantescas que resultaría una imposibilidad económica. Habría que desarrollar la velocidad suficiente para atravesar la atmósfera y superar la gravedad de la Tierra y, después de haber viajado por todo el camino hasta la luna, todavía debe tener suficiente combustible para aterrizar a salvo y hacer el viaje de regreso a la tierra. Por otra parte, con el fin de dar a la expedición de un margen de seguridad, nosotros no utilizamos una sola nave, como mínimo de tres ... cada cohete sería más alto que el Empire State Building de Nueva York [casi ¼ milla de altura] y pesar alrededor de diez veces el tonelaje del Queen Mary, o alrededor de 800.000 toneladas. "

Según la RAE, la definición de CONQUISTA es:

"Ganar, conseguir algo, generalmente con esfuerzo, habilidad o venciendo algunas dificultades"

Precisamente en esta frase, y especialmente en las últimas dos palabras centraremos parte de este relato. Pero antes veamos quien es el personaje que describe tan significativamente un hecho que marcó un hito en la historia contemporánea. 

El autor del libro que encabeza esta publicación es un Físico nacionalizado estadounidense de origen alemán. Movido por su interés por los cohetes, se unió a un grupo de investigadores liderados por Hermann Oberth que, encuadrados en la Sociedad Alemana para el Fomento de la Astro-náutica, estudiaban las aplicaciones de la propulsión de reacción.


En 1932, tras el abandono de Oberth y el fallecimiento de Vaher en el curso de una prueba, asumió la dirección de las investigaciones. Bajo el patrocinio del ejército, se hizo cargo, como director técnico, del Centro de Investigaciones de Peenemünde, en el cual diseñó algunas de las famosas «armas secretas» de Hitler, entre las que hay que destacar la V-2, una bomba volante precursora de los misiles actuales que causó graves preocupaciones a los aliados en 1944, cuando fue utilizada para bombardear Londres.

Acabada la Segunda Guerra Mundial, fue llevado a Estados Unidos, donde pasó a trabajar para el ejército de tierra en el desarrollo de misiles, y participó asimismo en el diseño de cohetes y estaciones espaciales. En 1955 se nacionalizó estadounidense. Tras el fracaso del proyecto Vanguard de la marina, y ante la ventaja adquirida por los soviéticos en la carrera espacial a raíz del lanzamiento del Sputnik, fue puesto al frente del desarrollo de los cohetes de Estados Unidos.

En 1958, su diseño del cohete de varias fases Júpiter resultó crucial para colocar en órbita el primer satélite estadounidense, el Explorer. A partir de este momento, Von Braun intervino en la mayoría de los proyectos de la NASA, creó los cohetes Saturno y participó en el proyecto Apolo, que acabaría por llevar al hombre a la Luna.

En 1972, tras un recorte presupuestario de la NASA, dimitió de sus cargos y pasó a la industria privada. Fue siempre un defensor de la utilización de la astronáutica para fines pacíficos, así como también un decidido impulsor de la investigación espacial.

Dicho esto centrémonos en lo que hemos venido a contar;

La primera etapa de la exploración espacial de la Luna se sitúa en el contexto de la Carrera espacial soviético-estadounidense y se desarrolló a un ritmo notablemente elevado, con casi un centenar de lanzamientos (una parte importante de ellos, fracasados) en apenas dieciocho años. De esta primera etapa se pueden destacar varios hitos históricos, entre los que se encuentran las primeras fotografías de la cara oculta del satélite (Luna 3, 1959), el primer alunizaje de una sonda automática (Luna 9, 1966), el primer viaje de ida y vuelta orbital de seres vivos (Zond 5, septiembre de 1968), primer viaje de ida y vuelta orbital tripulado (Apolo 8, diciembre de 1968), el primer alunizaje de una nave tripulada (Apolo 11, 1969), la primera sonda automática que aluniza y trae de vuelta a la Tierra muestras del suelo lunar (Luna 16, 1970), y el primer vehículo controlado desde la Tierra que recorrió su superficie (Lunojod 1, en 1970) y el segundo (Lunojod 2, en 1973) que recorrió mucha distancia, entre otras muchas. Esta etapa termina tras el lanzamiento de la sonda Luna 24 en 1976.


Sin duda, de la primera etapa de la exploración espacial de la luna, el evento más destacado fueron los alunizajes tripulados del Proyecto Apolo llevados a cabo entre 1969 y 1972. Siguieron todos el método del Encuentro en Órbita Lunar ó LOR (Lunar Orbit Rendezvous). Este método utilizaba dos vehículos que despegaban en el mismo cohete y viajaban unidos, uno para ir y volver de la Luna, y otro más pequeño para alunizar. Las operaciones de acoplamiento se realizaban en órbita lunar. El método fue desarrollado y promovido tenazmente por el ingeniero norteamericano John C. Houbolt frente a los otros dos métodos existentes.

El método original consistía en un alunizaje directo, pero requería de un cohete demasiado grande para transportar un solo vehículo que tiene que ir, alunizar y regresar a la Tierra.

Otro método es el Encuentro en Órbita Terrestre ó EOR (Earth Orbit Rendezvous). Este método, original del ingenieroWernher von Braun consistía en la utilización de dos vehículos, uno despega con el combustible y otro con la tripulación. Realizan un acoplamiento en órbita terrestre para repostar y una vez hecho esto, el vehículo con la tripulación se dirige a la Luna, aluniza y regresa. Requiere de un cohete más pequeño pero no lo suficiente.(Fuente: Wikipedia)

-Es cierto, lo sabemos- aunque la Wikipedía en ocasiones tiende a cierta "ortodoxia", para este caso nos sirve. No vamos utilizar términos demasiado científicos que confundan al lector mas de lo que ya esta. Sirva esta pequeña introducción para conocer a grandes rasgos lo que se ha contado oficialmente. 

Hasta aquí, es todo normal. Como dijo Amstrong en su célebre frase «Es un pequeño paso para un hombre, pero un gran salto para la humanidad»

Y que razón tenía...

Pero volvamos a esas palabras a las que hacemos referencia al principio: 

"...algunas dificultades"

Precisamente en esas "dificultades" centraremos nuestro alegato(como se diría en un Tribunal de Justicia) y muy especialmente en una exposición brevemente razonado, en defensa de lo que en nuestra opinión, fue uno de los mayores fraudes(con mayúsculas) que esa alocada y a veces peligrosa mente humana, es capaz de concebir, en aras de la credulidad de las masas.  

Mucho se ha escrito tanto a favor, como en contra. A cada paso hacia la verdad, que algunos creen absoluta, siempre surgen sus detractores. Y curiosamente cada vez más cualificados(no nos incluimos entre ellos), que rebaten punto por punto lo que originalmente era un verdad inamovible y absoluta. Son cosas que tiene, parafraseando con permiso, la ciencia y sus demonios.

Hay cosas que son obvias y no necesitan de un razonamiento excesivo ni científico, para discernir lo que es posible o no. Y en caso que nos atañe, concretamente ante la pregunta de -sí hemos ido a la Luna- podemos decir con una amplio... NO, o que al menos, en las fechas de las que se habla, fue completamente imposible, a pesar de la cantidad de publicación científica, que intenta avalarlo.   Bastaría con preguntarle a Kubrick al respecto. Seguro que nos aclararía más de un detalle de este sobrío acontecimiento. 

Lastima que no sea posible, son cosas de ESTADO...

Los que la ciencia llama "conspiranoicos" aducen entre otros a los famosos cinturones de Van Allen, que actualmente son dos(hasta que la ciencia oficial nos vuelva a sorprender) La misma que dice que es un sistema ordenado de conocimientos estructurados, donde los conocimientos científicos se obtienen mediante observaciones y experimentaciones en ámbitos específicos. Y que a partir de estos se generan preguntas y razonamientos, construyendo hipótesis, deduciendo principios y elaborando leyes generales y sistemas organizados por medio de un método científico. Y como no, la ciencia, propiamente dicha, considera y tiene como fundamento las observaciones "experimentales" 

No pensemos, aunque lo parezca, que estamos en contra de ella, ni mucho menos. No retrocedamos tanto. Que la ciencia esté sujeta a evolución, o sea susceptible de progreso es una idea ajena a las épocas históricas anteriores a la Edad Moderna, pero no para nosotros. 

Es cierto que la radiación es un quebradero de cabeza que ha tenido al hombre en jaque, en relación a la carrera espacial. Y por ello no podemos pensar que en 1968/1970, no lo fuera. Si aplicamos cierta lógica, sería fácil suponer que hace casi 50 años, lo sería aún más si cabe.  

Y aquí viene la pregunta: ¿Como es posible que con los medios que todos conocemos, fuéramos y volviéramos sin más ? La respuesta es simple...SÍ HUBO VIAJE, PERO NI DE LEJOS ALCANZO LAS COTAS DE LAS QUE SE HABLA. 

Frente a este argumento, hay todo tipo de respuestas, sobre todo científicas, pero especialmente la versión más extendida es EL TIEMPO DE EXPOSICIÓN, al que fueron sometidos sus viajeros espaciales.

¿Que dicen los "valedores" de este evento?

Pues, que el tiempo de exposición de cada nave Apollo a la radiación de los cinturones de Van Allen fue relativamente breve (unas cuatro horas por misión, aproximadamente), ya que empezaban a pasar por esta zona a una velocidad de unos 40.000 km/h. Cada nave Apollo pasó por ellos dos veces, una de ida y otra de vuelta. En total, los astronautas pasaron menos de una hora en la parte más densa del cinturón de radiación, y estaban bien protegidos en su nave espacial(Fuente: Intercosmos)

La pregunta es: 

¿De verdad estaban bien protegidos? 

Si observamos la nave, solo podemos pensar que esto es una broma macabra de alguna película de terror, donde la ficción es abrumadoramente de serie B. 

Echemos un vistazo(no se rían, esta feo):


Armstrong dijo:

"Hoy tenemos a este grupo de estudiantes de entre los mejores de América. A ustedes les decimos que nosotros sólo hemos hecho el comienzo, les dejamos mucho por hacer. Hay muchas ideas por descubrir, muchos avances disponibles, para aquellos capaces de quitar una de las capas protectoras de la verdad".

¿A que pudo referirse...estimado lector? Échele imaginación...

El módulo lunar, que se puede decir de él:

Pesaba en Tierra quince toneladas, teniendo en cuenta que la gravedad en la Luna es la sexta parte que en la Tierra, esas quince toneladas quedarían en 2,5. Si el combustible necesario para el despegue también se reduce a una sexta parte, entonces la proporción 65/1 se verá reducida a 10,8 (según los cálculos de Von Braun para lanzar un cohete al espacio: 65 kilos de combustible por cada kilo de carga, incluido el fuselaje). La operación para calcular el peso del combustible necesario para despegar de la Luna es bien sencilla: 10,8 x 2,5 = 27 Tn de combustible. Un volumen muy cercano a una de la cubas que abastecen las gasolineras. (Siempre en peso lunar, imagínense el cálculo atendiendo al peso en la Tierra, porque es desde la Tierra el lugar desde el cual hay que enviar el combustible a la Luna para una vez allí emprender el regreso. Bien, dejémoslo en 27 Tn).

En su día quisieron corregir esta metedura de pata. Así que los tanques de combustible de los módulos lunares quedaron reducidos a algo así como el depósito del limpiaparabrisas de un coche. Alegaron entonces que en el módulo no hay cohetes pero sí motores. ¿Y cómo puede funcionar un motor propulsor para despegar de la Luna? No se sabe. Y por si fuera poco, según leo en la Wiki "El motor de la etapa de ascenso entra en ignición abandonando su sección inferior en la superficie, y se dirige hacia el Columbia". Es decir, que esas patitas se quedan en la Luna y el módulo sale disparado como una posta, para engancharse poco después a la nave que orbita la Luna y comanda Collins.

Busquen en el plano donde dice tanks. Verán que el combustible es algo así como el depósito del limpia-parabrisas de un coche. Hay dos tanques.

Y tampoco se olviden el papel Albal de antes, que parecía que tras él no había nada (repasen la foto), porque resulta que sí, que hay un cajón con botellas de combustible sustentado sobre cuatro patitas.(Fuente; http://history.nasa.gov/diagrams/ad002.gif)

Pero, volvamos a los cinturones...que aún hay más....

En el año 1998 el transbordador Discovery/OV-103 orbitó la Tierra a una distancia de 350 millas. La sorpresa es que tuvo que descender rápidamente a causa de la "lluvia" de electrones que atravesó la nave; los astronautas también sufrieron esa radiación, y describieron cómo a pesar de cerrar los ojos veían una especie de chispas que les atravesaban. Estaban aproximándose a los Cinturones de Van Allen, campos de electrones que rodean la Tierra y cuya anchura tiene miles de kilómetros.

No hay pruebas de que una SOLA NAVE TRIPULADA haya atravesado esos Cinturones, y la máxima altura orbital de una nave tripulada la estableció precisamente el Discovery, y alcanzó unas 350 millas y durante un breve tiempo. Si en el 98 no se pudo conseguir ascender por encima de esa cota, cabe imaginar a qué distancia de la Tierra orbitaron los Apolo treinta años antes, cuando las cápsulas eran de una capa protectora más rudimentaria y mucho más fina.

"Por tanto los Apolo ni siquiera orbitaron la Luna, y todo parece indicar que hicieron  a unas doscientas millas de altura DE LA TIERRA"

La mayoría de los vuelos espaciales tripulados han sido en órbita terrestre baja, incluyendo todas las lanzaderas espaciales estadounidenses y las misiones a la estación espacial. En los inicios de la carrera espacial, ante la supremacía rusa, los americanos realizaron vuelos suborbitales de prueba (proyecto Mercury) que presentaron al mundo como vuelos espaciales. Éstos, junto con los vuelos del SpaceShipOne (que no pretendía alcanzar órbita terrestre baja), han sido hasta la fecha de 2005 las únicas excepciones de vuelos "espaciales" por debajo de ésta órbita. En el otro extremo, el Proyecto Apolo es el único vuelo tripulado que ha ido más allá de órbita terrestre baja.

"El único". Oiga, ¿y no podrían dar una vueltita ahora sin necesidad de llegar a la Luna? Nos conformaríamos con que la dieran a 1.000 kms de altura. Hombre, sólo hay que recuperar la ingeniería espacial de 1969. Les recuerdo que la Luna dista de la Tierra 384.000 kms. 

¿Curioso no? Pues sí, la verdad.

Observando este...

BREVE HISTORIAL DE FRACASOS.

NASA 1969: Supuestamente la NASA lleva a hombres a la Luna 5 veces, logro jamás repetido por nadie (NASA incluída).

NASA años 70: Cagadas sin fin con el Skylab. 170 días de ocupación. Al final el mamotreto se vino abajo.

NASA 1986: El programa Shuttle se viene abajo.

Ya no es sólo que incumplan ESCANDALOSAMENTE los objetivos de vuelos, es que encima el trasto les ha explotado, matando a todos los que iban a bordo.

NASA 2003: Segundo desastre total con el Shuttle.

NASA 2014: El programa espacial USA depende de...los cohetes que quiera alquilarle Rusia.

Viendo los  "logros" post-Apollo de la NASA, ¿de verdad da usted la misma credibilidad a los logros Apollo?.

Nosotros NO.

Pero es que, ellos tampoco...CINTAS PERDIDAS DE LA NASA y BORRADAS (Sí como lo leen...)

Quizá los chinos, nos alumbren con  la verdad en breve. Estaremos expectantes... 


Cita:

"Sólo hace falta proteger los secretos pequeños. Los grandes se mantienen secretos debido a la incredulidad de la opinión pública"


Nota de los autores:

Desde aquí agradecemos a las fuentes consultadas, y esperamos que no se sientan ofendidas, por haber utilizado parte de ellas, para esta exposición. El principal motivo de haberlo hecho es por que nos parece que es la explicación más directa sobre el tema. Si consideran que han sido vulnerados cualquiera de sus derechos. No lo duden, comuníquenoslo, se retirará de inmediato.